5 Ejercicios de respiración para relajarse & meditar

Seguramente tú día a día transcurre tan rápido que llegas a casa sin energía. Y no solo eso, llegas cargado de estrés y preocupaciones. Una forma de dejar a un lado el estrés constante es mediante la práctica de sencillos ejercicios de respiración. ¿Te animas a probarlos?

¡Toma nota! Muchas veces no prestamos atención a la forma en que respiramos y solo lo hacemos inconscientemente. Cuando eres consciente de tu respiración, puedes entrar en un estado de relajación total.  Obviamente, esto requiere práctica continua y disciplinada.

Existen diversos modos de drenar el estrés y las presiones, el método que decidas realizar dependerá de tus preferencias. Una forma óptima y que no consume gran cantidad de tiempo es realizando ejercicios en casa. Puedes combinar los ejercicios de respiración con actividad física o algún hábito que sea de tu agrado. Además te recomendamos activar la respiración mediante aromaterapia. ¿Has probado hacerte masajes con aceites esenciales?

¿Cómo funciona?

Los ejercicios de respiración forman parte de una estrategia que te ayuda convenientemente en momentos de estrés. Puedes realizarlos: 

  • Al iniciar tu día cuando te levantas 
  • Antes de desempeñar una actividad importante para controlar tus nervios y drenar las presiones. 
  • Por las noches al llegar a casa y antes de acostarte.

A continuación te presentamos 5 ejercicios de respiración que podrás practicar en la comodidad de tu hogar. Asimismo, puedes realizarlos en tu oficina o durante una conversación, siempre que necesites liberar presiones y dejar de lado el estrés.

1 Respiración abdominal

Consiste en tratar de respirar utilizando los músculos abdominales. Para ello debes inhalar profundamente siendo consciente de la musculatura que estás empleando. Evita elevar tu tórax, más bien concéntrate únicamente en el área abdominal. Retén el aire en tus pulmones durante 10 segundos y luego expúlsalo por la boca lentamente.

2 Respiración torácica

A diferencia del ejercicio de respiración anterior, en esta variación la intención es utilizar los músculos del pecho. Inhala profundamente cuidando de elevar solo los músculos del tórax. Mantén retenido el aire por 10 segundos y luego expúlsalo por la boca lentamente.

3 Respiración de los hombros

En este caso, el objetivo es respirar utilizando lo mínimo posible tanto la musculatura abdominal como la torácica. Inhala tratando de evitar que tu pecho y abdomen se expandan, utilizando el área superior de tu cuerpo. Es decir, los que conforman tu cuello con ayuda de los hombros y clavículas. Finalmente, expira de forma lenta.

4 Respiración integral

En esta modalidad debes utilizar toda tu musculatura para respirar. Inspira profundamente buscando expandir tu abdomen y tórax, retén el aire y expúlsalo lentamente. Pruébalo y coméntanos: ¿Te sientes mejor?

5 Respiración y palabras positivas

Ensaya este sencillo método.  Cada vez que lentamente tomas aire piensas en una palabra que te genere bienestar, buenos recuerdos o energía positiva.  Por ejemplo el nombre de tu hijo, un lugar especial o una frase como “me siento bien".  Luego, al momento de expulsar el aire por la boca, nuevamente muy lentamente, elegir otra palabra con las mismas características.  Repetir 15 veces, utilizando las dos palabras elegidas.  Notarás como te invade una sensación de bienestar y tranquilidad.

Otras recomendaciones que debes tener en cuenta

Lo ideal es que repitas cada modalidad de estos ejercicios de respiración de 3 a 5 veces por sesión. Para adaptarte y obtener mejores resultados, te recomendamos realizarlos en conjunto 2 veces al día.

Aléjate de todo lo que te rodea durante unos minutos siendo consciente de tu propia respiración te puede servir. Estos ejercicios de respiración proporcionan un espacio de intimidad contigo mismo. De acuerdo con ABC, respirar lentamente proporciona beneficios psicológicos que luego se evidencian en tu salud integral. Anímate y prueba algo nuevo.

Recuerda, el aroma de aceites esenciales a la hora de respirar ayuda a que el cerebro se active más fácilmente y rápido. De esta manera, llegamos a momentos de relajación y paz interior de forma práctica y sencilla. Debes cerciorarte de que el aceite sea de uso tópico. Aplícalo masajeando tu sien, detrás de las orejas, muñecas o pasa con tus dedos debajo de tu fosa nasal. 

Utilízalos también en pebeteros para ambientar espacios y sobre todo a la hora de hacer tus ejercicios de respiración!

¿Ya probaste los aceites de OMNITURAL? Revisa en nuestro portafolio cuál crees que se adapte más a tu necesidad. Encuentra la información en www.omnitural.com en la categoría de Aromaterapia.

Cuida tu cuerpo, mente & corazón


Publicación más antigua Publicación más reciente