fb

Baños de bosque - Shinrin-yoku (森林浴)


En nuestro orígenes fuimos nómadas.  Caminábamos sin parar. Durante millones de años, los humanos nos alimentamos recolectando plantas y cazando animales.  Hasta que la revolución agrícola y la domesticación de animales hace más de 11.000 años nos convirtieron  gradualmente en seres sedentarios, aglomerados en aldeas que hoy son grandes ciudades.

De otro lado, las plantas, los árboles, los bosques habitan la tierra desde mucho antes que nosotros. Ellas poseen un poder natural inmenso: sanar, alimentar cuerpo y alma e incluso cambiar nuestro estado mental. Viven de una forma tranquila y equilibrada, definitivamente en paz.

Nosotros los humanos desde siempre hemos tenido una relación intima con las plantas. Nos alimentamos de ellas, nos refugiamos con ellas, nos curamos con ellas. Como lo mencionamos al comienzo, nuestra vida moderna se la debemos a las plantas, pues fue con su cultivo que dejamos de ser nómadas, echamos raíces, y tuvimos un hogar.

Como funciona?

Shinrin –yoku puede traducirse como pasar más tiempo rodeado de arboles.  No se trata de correr o hacer ejercicio en un bosque.  Se refiere a la contemplación tranquila del bosque. Los beneficios comprobados de esta práctica van desde una reducción de los niveles de estrés, tensión , ira, depresión o hasta el insomnio.  Además, se genera un aumento en el nivel de la hormona adiponectina que ayuda a contener desordenes como obesidad, diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, y síndrome metabólico. 

En Japón, los "baños de bosque” han sido científicamente comprobados como mejoradores de la salud, de hecho, en 1982 Japón lanzó un plan nacional de salud “Shinrin-yoku” (森林浴) para fomentar esta práctica e incorporarla a la rutina de cuidado de salud de su poblacion.

Puedes combinar el baño de bosque con ejercicios de respiración como los descritos en nuestro blog de meditación y relajación de marzo de este año.  No sobra por supuesto la muy agradable práctica de abrazar grandes arboles expresándoles nuestra gratitud y buenos deseos.

Esto va mas allá de los beneficios del aire puro del bosque, tiene que ver con un mejoramiento de nuestro sistema inmune, una reducción de nuestra presión arterial y cardiaca y una mejora de nuestro estado de ánimo.

El baño de bosque seguramente nos remonta a nuestros orígenes y por eso nos sentimos tan cómodos en el.  La transición hacia la agricultura se inició alrededor de 9500-8500 ac. [1] y solo hasta ese momento dejamos de caminar permanentemente en los bosques.  Es un renovador de energía impresionante y nos permite alejarnos por un rato de la excesiva conexión tecnológica que padecemos.  Es una oportunidad para poner la mente en blanco, respirar y ver las cosas con una perspectiva más tranquila y diferente.

En Omnitural, estamos convencidos de las ventajas de las plantas, de fortalecer nuestra relación con ellas, de incrementar su uso responsable y de estar plantando árboles permanentemente.  No en vano, uno de nuestros pilares que es la protección vegetal consiste en utilizar la mayor cantidad de insumos vegetales en nuestros productos.  Y otro pilar importante del mundo Omnitural es que vamos a plantar un árbol por cada producto vendido, como una forma de devolver a la naturaleza todo lo bueno que nos entrega.  Queremos más bosques, en donde podamos darnos un baño de bosque y crecer como personas.

Finalmente, queremos dejarte unas inquietudes:

Cuales son los bosques cercanos a tu ciudad?  

Donde se puede practicar el “Shinrin-yoku” ( 森林浴) en ella? 

Te animas a crear un club de Shinrin Yoku (森林浴) de tu ciudad?

 

[1] De animales a dioses.  Yuval Noah Harari. Pg 98

Otras Fuentes: World economic forum. The Japanese practice of 'forest bathing' is scientifically proven to be good for you”.

 

Si quieres recibir más información como esta, suscríbete a Omnitural registrando tu e-mail:

Comentarios

Tu Carrito (0)